VOLVER ES LA MANERA DE REENCONTRARSE

0
172

“El historiador que quiere revivir una época, que se quite de la cabeza todo lo que sepa del discurso posterior de la historia” (Walter Benjamín en Concepto de la filosofía de la Historia). He estado ausente. Pero por cuestiones personales que hicieron que mi vida tomara otro rumbo más relajado, más reflexivo, más abuelado si se quiere.

Han pasado tantas cosas que ni siquiera sé cómo empezar a desglosar esta maraña de situaciones que tan solo en un año fueron desacomodando y reacomodando este diálogo permanente que me unía a Orgullo Rojinegro. Hubo algo que irrumpió en el mundo del futbol que tenía que ver con la miseria de los hombres, que de manera violenta y sorda se olvidaron que Newells no pasaba por el bolsillo sino por el corazón. Yo también me enojé, sufrí, discutí pero así y todo acepté que las cosas solo habían cambiado de mano pero no de actitud. Y me guardé comentarios, me llamé a la reflexión y metí en el cajón mi espíritu crítico con el que anduve por la vida desde siempre. Hay que darle tiempo me repetía, nada es para siempre.

 Pero un día, que llega sin avisar, me doy cuenta que había sepultado tantas cosas que se abarrotaron en mi corazón que me dispuse nuevamente a comenzar a sacarlas de una, al fin y al cabo Nietzsche mató a Dios, Hegel a la historia, Barthes al autor y Foucault al hombre y la vida siguió. La buena gente de esta página tiene una nueva propuesta luego de siete años de pelearla en el frente de batalla, donde tuvo que disputar lugares que nunca le dieron, entrevistas logradas con el esfuerzo propio, inclusión que no alcanza, convocatoria escasa. La misma historia pero con otra cara. Frente a esta situación siguen brillando y haciendo lo que más les gusta, nada los frena y van por más, porque el objetivo es uno y es único: Newells.

Entonces me propongo acompañar la patriada, que el Beto y su gente te invitan a disfrutar. Con el respeto de siempre, para aquellos que no tienen voz, para los anónimos, para poner en discusión el discurso dominante y no aceptarlo sin más, para los creativos y los pasionales, para recuperar el pensamiento crítico. Para ustedes leprosos será una página nueva abierta a todos y a cada uno de quienes creen que lo primero es Newells y que nada ni nadie nos va a quitar esa alegría. Esto es todo…por ahora.

 María Esther Miernau