Beligoy solamente informaría la supuesta agresión al linea

0
1923

Mientras Osella busca reconstruir rápidamente la moral del grupo para enfocarse en Boca, la dirigencia intentará que la entidad reciba el menor castigo posible por los incidentes del domingo.

En Newell’s, todo lo sucedido el domingo en el Coloso cayó como una bomba. Porque no sólo dejó duramente golpeado al plantel y mutiló la confianza de los hinchas, sino que sumergió en serios problemas a la institución, que por los incidentes quedó expuesta a una sanción.

Por eso, esta semana el esfuerzo de Osella se enfocará en la reconstrucción anímica y futbolística del equipo de cara a la visita a Boca (líder, del que sigue a apenas cuatro puntos de distancia), mientras que la CD pondrá toda la energía en lograr amortiguar lo más posible la sanción que le impondrá la AFA.

En relación a esto último, trascendió que el informe del árbitro Beligoy ratificó la suspensión por la agresión a su asistente Braailovsky y los objetos caídos desde la popular del Palomar, pero no hizo alusión a la escandalosa salida de los futbolistas de Central ni a los incidentes en las tribunas y fuera del estadio.

Como ya se informó, la entidad podría recibir una multa económica, tener que jugar a puertas cerradas y/o hasta ser sancionado con quita de puntos, aunque esto los dirigentes lo consideran descabellado. Una vez que el Tribunal de Disciplina se pronuncie, Bermúdez y compañía elevarán el descargo correspondiente.

En cuanto al fútbol, el encuentro con Boca por la fecha 25 será el domingo a las 18.15. Para dicho cotejo, el entrenador aguardará el parte médico de los lesionados: José San Román, quien se perdió el clásico, y Facundo Quignon, que fue reemplazado sobre el final del primer tiempo con Central por un golpe en un tobillo.

Fuente-rosario3