“El famoso dejen la vida se vio”

0
2168

Al equipo no se le puede exigir más nada. Dieron todo, y aún más. Que haya jugadores que no estén a la altura en términos de personalidad, como para ser campeón o jugar el clásico es otra cosa.

Lamentablemente Osella volvió a elegir el mismo equipo que perdió con Independiente. No negoció una flexibilidad que era necesaria. Quignon es un crack pero no demuestra carácter. Sills tal vez no haya entendido lo que era el clásico y es por eso que debería haber jugado Jalil o Prediger. Amoroso debió comer banco ya que el “CT” ya le dio muchas oportunidades y en el clásico no podés dar margen en lo más mínimo. Estaba Mansilla, Figueroa, Isnaldo o Fértoli. Nadie duda del Gato o de Maxi, pero como se planta el rival, en los clásicos, hubiese convenido mayor velocidad y quiebre, donde puede amoldarse el Negro o Fértoli, y uno de los anteriores deberían haber arrancado en el banco.

Sacando todos los análisis de “supuestos técnicos” que muchas veces uno peca de ser, cabe aclarar que todos los jugadores Leprosos quedaron totalmente fastidiados y desgastados en su mente. Una particularidad que es imposible gambetear. Desde los primeros 10¨ en adelante que el árbitro falla catastróficamente en jugadas que torcían el partido a desfavor “del más gran del interior”.

Newell´s dejó todo como siempre lo exige el hincha y ahora todos deberán replantearse en cómo seguir con este clima adverso como para volver al triunfo, y a futuro no cometer errores garrafales a la hora del clásico. Todo queda en manos del técnico, de su capacidad para innovar, de alternar y de efectivizar otro tipo de equipo ya que éste, quedó al desnudo, y le agarraron la mano.    

Es  casi un cumplido de que de ahora en más La Lepra cambia. Para bien o para mal pero va a buscar otro camino. Osella se equivoca una vez, y antes de equivocarse en una supuesta segunda va a trabajar el doble, como lo hace la hormiga si le pateas su nido. En términos generales, los jugadores dejaron todo.

Imanol