“El sueño era lógico pero iba a pasar factura”

0
1226

No se le puede pedir al adoquín que se desintegre.  Pero, ¿Por qué no soñarlo? El hincha sabía que tenía con qué sin tener grandes figuras.

Ningún jugador tiene la culpa, y es una obviedad que, más festín y empuje del que mete la mejor hinchada del país no se podía ver. Osella te guste o no, es mago pero tampoco tiene toda la conejera. Se confundió en planteos, y también sintió los problemas extra futbolisticos acarreados desde el inicio del campeonato. Además de padecer a Beligoy y Delfino, en dos partidos cruciales.

Hoy lo dejan en el ojo del huracán, pero no debería ser así. El que sí debería estarlo, es el presidente, quien no pudo amortiguar el ambiente arduo en el club teniendo el mango de la sartén. Una de cal y una de arena para la CD. Cabe subrayar que trajo jugadores para mirar de lejos la zona roja del descenso.  

No hay que pecar de insulso. La CT se viene rompiendo el alma guste o no la forma o el método aplicado. Sacó los puntos para lo que los contrataron y más. El tema salario iba a influir, el malestar de la institución al rojo vivo iba a explotar, y aunque los mantos de fe volaban por los aires de norte a sur, hay que reconocer que fue un sueño muy vibrante y loco porque de la nada se hizo el todo. Newell´s viene de más parches que soluciones duraderas desde muchos años atrás.

Newell´s arrastra un maldito karma desde que asumió Eduardo López. Destruyó lo social, quiso dividir al hincha y en su momento lo logró, desforestó las inferiores y muchísimo más. Luego, peldaño a peldaño, la pasión del hincha brotó, y paso a paso, empezó a rodar la bendición. A tal punto que de entrada arrancó una ola impresionante de socios, y lamentablemente, hasta el día de hoy, se tiene que conformar con muy poco en lo social.

Por inoperancia o viveza, Lorente y sus laderos, dejaron aún más problemas, más allá de algunos logros que cabe recordar por siempre. Saliendo de la CD anterior Eduardo Berbudez formó un equipo de la nada, sin plata, y con la convicción de la honestidad y la unión de todos. Pero, en el tema financiero parece que le cuesta, y los números lo están calcinando. Es por eso que era muy predecible que en algún momento, el desgaste mental de Osella y los jugadores iba a quedar como un resorte.

Fue un sueño terriblemente arrasador por como estaba el club. Esperemos que de los errores se aprenda, y le devuelvan al hincha todo lo que entregó sin pedir nada a cambio. Llenó la cancha todos los partidos, juntó peso a peso para los recibimientos, horas de juntadas para organizarlos, el aliento incesante y, la mayor particularidad, seguir alentando y apoyando a pesar de las últimas 3 derrotas.

Ahora viene la etapa de más apoyo porque viene el desafío de la clasificación a la Copa Libertadores. Y, una vez finalizado el torneo, la exigencia de poner al club aún más arriba. El agradecimiento por dejarlo todo creo que hace aún más noble al hincha que siempre supo, que de ser otra institución, con todos los problemas que hubo, terminaban en los puestos de abajo o en la b. ¡El sueño fue deleitante!

Imanol