“Gritalo, Osella”

0
4430

Cuando nadie confiaba en un Newell´s como para englobar el promedio, mucho menos protagonista, a raíz de las incorporaciones que recalaron, los supuestos jugadores “camarilleros” y algunos con “edad abultada”, un técnico supuestamente “mezquino” al mango, hasta el sábado, el equipo del club más grande del interior, estaba rasguñando la cresta de la tabla de posiciones del torneo local, y no solamente eso, falta mucho más. ¡Como algunos medios ni el presidente de Newell´s lo van a adular, gritalo doble, Osella!

Toda esta historia que arranca en el 2016 con cambio de dirigencia, problemas en la disputa por la tribuna de la barra brava, muertes de por medio, muchas presiones para todos, amenazas a integrantes del Comisionado, renuncias por las mismas, incorporaciones y no refuerzos, un equipo que venía devastado en lo anímico y sin ganar desde 2008 un clásico, falta de dinero en las arcas, el salbataje, deuda con los jugadores y empleados, reclamos de los mismos, una A.F.A acéfala con la enfermedad de la amnistía, y otros tantos problemas más, que se estiraron hasta el día de hoy.

Con toda la corriente de palometas en contra, Osella, al ganar las elecciones Bermudez, rearmó a su manera un proyecto a corto plazo (en su inicio con esta CD), paso a paso, con la astucia de un mago, y… ahora otra vez, en el “segundo tramo”, a rearmar el ajedrez competitivo, no teniendo a un pilar del equipo como “Advíncula”, la truncada incorporación de algún número 9 después de la salida de “Matos”, el hueco que dejó “Mateo”, y con los mismos problemas agudizados con respecto a dinero y deudas. En lo deportivo, con más tiempo para superarse en el receso, dándole más rodaje a la tenencia de pelota y demás, concretaba otra esperanza de cara al mañana. ¡Hasta practicaba los saques laterales!

Mucho se habló de su orden táctico, de su juego, en un club que siempre tuvo como esencia el ruedo bonito. Muchos pusieron en tela de juicio (con su absoluta verdad o, por temor a la tabla, no compartiendo ideales de juego), su extrema paciencia y su tranquilidad frente a un empate de visitante, por ejemplo, si es que no se podía ganar. O, apelar a marcar y estar desorientado totalmente en ataque, jugando poco y defendiendo en exceso, justificando llegar en 3 o 4 ocasiones y que el tridente ofensivo la emboque por su temible calidad. Gustos son gustos, pero a Newell´s lo llevó a campeonar hasta el día sábado a pesar de todo el daño mental absorbido. 

Algunos, ya desde antes, desde que agarró el fierro caliente que el no calentó, lo tildaban de un técnico del nacional b. Podés no compartir sus métodos, o su flexibilidad futbolística, de acuerdo tal vez al rival de turno, pero, es un técnico que vino a Newell´s bien recibido (de técnico) y desde muy abajo. ¡Un arquitecto del armado. Hizo ilusionar a toda una ciudad con un equipo que nadie le ponía una moneda en la galera!

Tal vez algunos no vieron toda su historia, seguramente no saben lo que cada “Comisión Directiva” le pedía respecto a campañas que el debía lograr con sus equipos. Es simple y conciso: ¡Arreglate con esto, le dijeron por ahí. Y, cumplí el objetivo de sumar lo que más puedas para mantenernos en primera. Eso sí, con éstos jugadores! Este minúsculo ejemplo, resume lo que a Osella le tocó afrontar siempre, en varios clubes, y lo cumplió casi todo al pié

Podremos no compartir el juego implementado, algunos cambios en el once inicial o durante el partido, pero lo que no podemos decir es que no fue un técnico que no paraba un solo segundo en el orden táctico antes y durante los partidos con su modo versátil. Su astucia, su matiz de rebeldía y locura, sorprendió a muchos técnicos tribuneros. Al clásico en cancha rival, más allá que se ganó tal vez sin merecer por no atacar, lo ganó. Tuvo paciencia, pensó en el orden, y no tuvo la culpa de no tener a “Nacho” y que los jugadores no daban 2 pases seguidos. Era otro clásico donde las apuestas daban 9 a 1 para el eterno rival. ¡Lo ganó, cortó una racha adversa de muchos años, y quedó en la historia!

Una persona que no se mete en el chisme tóxico, dañino para el fútbol en general, pero cuando debe contestar preguntas arduas y hostiles, se le mueven todos los músculos faciales y, sin gritar te está rujiendo y cantando Panick Show de La Renga o Welcome To the Jungle de los Guns and Roses, dejándote en un terrible offside. Cuando la conferencia era tranquila, daba cátedra en sus análisis con respecto a x motivo de juego. Un técnico muy pensante.

Otras de las cosas es que cuando lo quisieron trivializar, vulgarizar o, meter en un terreno de constante humo ha aplicado la contestación de barrio y pueblo, y lejos de callarse, dispara, corto y al pié, como le pasó con Coudet en el clásico donde lo tildo de vende humo y falaz. Interpretando sus dichos podemos deducir que le dijo que les toma el pelo a los suyos de la tribuna, que en verdad no era novedad, pero lo dijo alguien con espalda para decirlo. Y, con respecto a algo sumamente personal, frente a las envestidas, le contesta que él se recibió de técnico en Instituto, en referencia a lo que dijo Coudet de que se recibió de técnico en el clásico con el Leproso. Viniendo al presente, fue horrorosamente ninguneado, y frente a eso, lejos de callarse antes y ahora, pegó el portazo con la educación que lo caracteriza. El presidente de Newell´s cruzó una línea donde el no pudo soportar que su honor, su honradez, su respeto por si mismo queden en la borda, en la boca de los sabuesos. Cabe destacar que dejó su cargo dejando al equipo en zona de “Copa Libertadores”.

¡Saltó charcos y aplicó la supervivencia dentro y fuera del campo como un indio selvático. Se sobrepuso y puso la cara cuando de conflictos se trataba, y se sumó a defender a los suyos. Lo tiraron a la manada de lobos, y terminó siendo el lider! #TodosSomosOsella

(Por un fútbol honesto, trabajador y constructivo) (Por un fútbol sin violencia)

Imanol