“El campanario parece sonar con ruido a judas”

0
1499

Acá parece que moralmente hablando son todos trigo limpio y la escoria es Newell´s. Es totalmente evidente que siempre está esa disputa, esa trinchera, que arremete con bayonetas caladas al típico indio con su alazán.

Parece que la intimación en varios sentidos, ahora en lo económico (Integrantes de la Superliga, Afa, Agremiados), siempre explota en el club más grande del interior y no en algún que otro equipo, los cuales tienen deudas hasta con su inodoro. Es cierto que Newell´s debe sanear las deudas como todos, pero deberían rever su accionar como profesionales a cargo de estos temas, ya que Newell´s arrastra una delicada situación que quema.

Deberían tener un mayor caudal de tolerancia para con una institución devastada por un proceso dictatorial, el cual no brindaba derecho al voto democrático. Si tanto quieren cristalizar al fútbol Argentino podrían cooperar para que este presidente nefasto devuelva lo que no le pertenecía. Newell´s le debe a medio mundo, como se menciona por ahí (a diferencia de otros 10 clubes aproximadamente de primera división), por semejante conducción nefasta y antidemocrática con E.Lopez al timón. Con tanta deuda encima, la institución dio el ejemplo y está pagando. ¿Acaso no entienden el peso que lleva esta entidad? Durante más de una década no intervinieron ni jueces, ni fiscales, ni el poder judicial, ni los medios de comunicación, ni la A.F.A.

Si los que representan a semejantes entidades, supuestamente catalogados como conductores que quieren el bien del fútbol, no entienden que Newell´s fue saqueado durante 14 años, que su gente recuperó la democracia, que fueron a colaborar al mismísimo club, que la cancha está siempre llena aún en las muy malas, que está entre los 6 clubes con más hinchas de “Argentina”, que siempre contribuye con el “Seleccionado Argentino”, que de visitante les engloba sus arcas financieras debido a que viaja en masas, y otras tantísimas cosas más; no quieren el bien para el fútbol.

Parece escucharse el crujiente apriete, la recalcitrante bandera porteña, el desinterés por ayudar, el interés por joder a un club pionero y pintado de grandeza. El campanario está sonando con ruido a judas y se olfatea que con Newell´s, un grande que en muchos aspectos tiene más grandeza que los 5 grandes, están jugando al ahorcado hace mucho tiempo.

(Por un fútbol sin violencia)

Imanol