tecnicos campeones banner

Los campeonatos locales obtenidos por Newell’s tienen una particularidad pocas veces vista en el resto de los conjuntos argentinos. Siempre que la Lepra gritó campeón, los entrenadores eran hinchas del club. Pasó, sin excepción, en 1974 con Juan Carlos Montes, con José Yudica en la temporada 1987-1988, con Marcelo Alberto Bielsa en el Apertura 1990 y el Clausura 1992, con Américo Rubén Gallego en el Apertura 2004 y, ahora, con Gerardo Daniel Martino en este torneo Final 2013.

Montes fue el director técnico más longevo en la historia del club del Parque. Dirigió al conjunto rojinegro durante la mayor parte de la década del 70 y obtuvo el primer título nacional de AFA en 1974. Nada más y nada menos que ante el rival de toda la vida, Rosario Central, y en el Gigante de Arroyito. Inolvidable.

Luego, en la temporada 1987-1988 llegó el turno de Yudica. Este equipo quedó en la historia del club al ser integrado en su totalidad con jugadores surgidos de las divisiones inferiores, con el plus de haber llegado, al año siguiente, a la final de la Copa Libertadores, donde cayó ante Nacional de Uruguay en el Centenario.

En el Apertura 1990 fue el turno de Bielsa. El Loco era el entrenador de la Reserva. Se hizo cargo de la Primera y sus frutos no se hicieron esperar. Ese mismo semestre se alzó con el certamen. Pero los logros no terminaron allí. La Lepra también obtuvo el Clausura 1992, año en el que disputó la final de la Copa Libertadores, siendo derrotado por San Pablo de Brasil por penales, en el mítico Morumbí.

Pasaron doce largos años hasta una nueva consagración del conjunto del Parque. Otra vez de la mano de un entrenador surgido del club. En esta oportunidad fue el turno de Gallego. El Tolo obtuvo el Apertura 2004, en cancha de Independiente, con 40 mil hinchas leprosos en el estadio de Avellaneda. Un hecho inédito.

Y ahora le tocó a Martino. Cuando el Tata se hizo cargo del equipo rojinegro, las miradas estaban puestas en la tabla de abajo. Tras un año y medio de trabajo, con un equipo con identidad propia, que sabe a lo que juega, con la pelota al piso, con el ADN del fútbol argentino, se quedó con este torneo Final 2013.

Newell’s cosechó su séptimo campeonato de AFA. Siempre de la mano de entrenadores que sienten los colores, que mamaron desde la cuna la historia del club de Parque.