“Estamos todos con la cabeza en positivo”

0
11
Rodrigo Salinas rompió todos los esquemas con su llegada a Newell’s. Y dejó atrás el estigma de que un jugador que actuó en Central después llegué a Newell’s o viceversa. El último fue Carlos Gastaldi en 1992, que si bien solamente jugó en la reserva leprosa, debutó en primera división con la casaca auriazul.

En este caso fue igual la ecuación con la diferencia que el delantero pasó por Central en 2011, cuando el Canalla deambulaba en la B Nacional. Luego estuvo en varios clubes y ahora recaló en la Lepra, más por “decisión propia que por necesidad”, tal cual dijo el atacante en la conferencia de prensa de ayer en el Centro de Entrenamiento Jorge Griffa, una vez que concluyó la práctica rojinegra.
 
Además, Salinas comentó cómo está desde lo físico y futbolístico, el objetivo principal de permanecer en la Superliga y un tema al cual no le esquivó para nada: su pasado con la camiseta de Central.
 
“Estoy muy contento, tenía muchas ganas de estar acá, este parate para los chicos que venían con ritmo no es bueno, pero yo lo aprovecho para seguir trabajando”, expresó el delantero de 33 años y añadió: “Si bien venía con ritmo, no es lo mismo porque en Vélez estaban trabajando más intensamente los que iban a comenzar el torneo, así que yo quería estar acá cuanto antes”.
 
En cuanto a lo que puede sumar en el equipo que dirige Frank Kudelka, el atacante manifestó: “Ojalá que muchos goles, mi carrera ha ido en ascenso, tuve la suerte de poder aprender muchísimo, hoy estoy en una etapa de madurez y físicamente muy bien, eso es lo que entusiasma de poder aportar en todo sentido para el equipo”.
 
Ante la pregunta sobre su estadía en el clásico rival rojinegro, el atacante proveniente de Vélez tomó la pelota y muy  fue frontal con la respuesta.
 
“Cuando tuve mi paso por Central fue porque no iba a tener lugar en Godoy Cruz y mi salida fue muy repentina. Mi representante me dijo: ‘Mirá Rodrigo, tenés esto, no queda otra’”, dijo Salinas.
 
Y en cuanto a su llegada a Newell’s, el delantero marcó notorias diferencias con aquel paso por el Canalla.
 
“En este caso fue totalmente diferente, tuve la posibilidad de elegir porque tuve varias propuestas de equipos de primera división y si bien me hubiesen servido más económicamente, sentí que este era el equipo donde me podía sentir bien y donde podía aportar”, expresó Salinas, quien de alguna manera intentó meterse a la gente rojinegra en el bolsillo.
 
“No tengo nada que ver con Rosario, soy un trabajador y la pasión se la dejo a los hinchas, yo trataré de dejar la piel en la cancha vistiendo la camiseta de Newell’s”, agregó el atacante leproso dejando de lado cualquier tipo de polémica.
 
Acerca de las razones lo llevó a escoger a la institución del Parque Independencia, Salinas enumeró la gran cantidad de fubolistas de renombre que están vinculados con la historia rojinegra.
 
“Soy un enamorado del fútbol y en este club jugó Maradona, salió Messi, Batistuta, uno de mis ídolos de chiquito. Consideré el hecho de compartir vestuario con un jugador como Maxi, un jugador con experiencia mundialista”, afirmó el nueve que tanto buscaba Kudelka y compañía.
 
Con respecto a cómo afrontarán la lucha por sostener la categoría el delantero reconoció que no será nada fácil, pero aclaró que en el plantel leproso hay mucha jerarquía para sacarlo adelante.
 
“Sabemos todos que va a ser duro, pero hay muy buenos jugadores, hay una idea y estamos todos con la cabeza en positivo que vamos a lograr algo lindo”, concluyó Salinas.
 
Fuente: elciudadanoweb.com

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here