Clave en el clasico

0
12
Una buena parte de la chance de Newell’s en el Gigante de Arroyito pasa por lo que es capaz de hacer Angelo Gabrielli sobre la banda derecha. Sus proyecciones son una de las principales variantes ofensivas del equipo. El lateral uruguayo participó en 3 de los 9 goles de la lepra en la presente Superliga, con dos habilitaciones y una conquista personal incluida. Por el lateral puede estar la llave rojinegra para abrir a la defensa canalla en el Gigante de Arroyito.

Gabrielli fue protagonista del 33,33 por ciento de los tantos en los cuatro partidos jugados por Newell’s. Es un porcentaje alto para un defensor, si bien las cifras a veces son relativas cuando un torneo recién comienza. Lo cierto es que sus centros son un recurso altamente positivo. A partir de sus envíos desde el costado, Lucas Albertengo le convirtió a Central Córdoba y Cristian Lema a Huracán. Y el propio uruguayo la metió justamente contra el globo.
 
   Esos tres goles fueron obra del uruguayo. Su influencia resalta más si se considera que apenas fue titular recién en el último encuentro y que en otros dos ingresó en el segundo tiempo.
 
La baja de Facundo Nadalín por un desgarro lo llevó a ser el marcador derecho titular frente a Huracán. Era lo que tanto deseaba desde que se incorporó al club del Parque en enero pasado, sin oportunidad de jugar en el primer semestre del año por una isquialgia (lesión de los tendones isquiotibiales).
 
Al tope de las asistencias
 
Más allá de que Newell’s todavía tiene pendiente el partido con Independiente, Gabrielli encabeza la tabla de futbolistas con mayores asistencias de gol en el torneo, con un total de 2, junto a otros seis futbolistas, entre ellos Denis Rodríguez, según el sitio de estadísticas Data Factory. Esa cifra merece desmenuzarse y valorarse en su justa medida. Es que no todos los pases para que un compañero haga un gol tienen la misma importancia.
 
   En el caso del defensor rojinegro, las asistencias son de buena factura, a partir de centros dirigidos con exactitud. La cuenta hubiese sido superior si sus compañeros no hubieran fallado frente al arco algunas ocasiones ventajosas.
 
   ”Los centros los practiqué muchísimo en Liverpool (Uruguay). Me quedaba prácticamente todos los días después de los entrenamientos. Paulo Pezzolano, que fue el DT que tuve en Liverpool, me decía todos los días que me quede y así fue que mejoré mucho. Acá también nos quedamos con Facu (Nadalín)”, contó hace unos días el uruguayo acerca de la capacidad que tiene para mandar envíos al área rival desde el lateral.
 
   Apenas un cuarto de hora jugó en la primera fecha contra Central Córdoba de Santiago del Estero, por lesión de Nadalín, y le alcanzó para sacar un centro para la entrada solitaria de Lucas Albertengo, que sólo la tuvo que empujar para anotar el definitivo 2 a 0. Fue la primera asistencia del uruguayo en su debut con la camiseta de Newell’s.
 
   En el partido siguiente, frente a Unión, permaneció en el banco de suplentes. Ingresó en la tercera fecha, contra Vélez en el segundo tiempo, otra vez por Nadalín. Era el peor momento del equipo y se sumó a la confusión general.
 
Desde el inicio resultó clave
 
Con Nadalín afuera por desgarro, fue confirmado entre los once para enfrentar a Huracán. Su presencia fue determinante. Envió el centro desde la derecha para el cabezazo goleador de Cristian Lema para el 2 a 1 de Newell’s. Y se animó a patear desde afuera del área, metiéndola arriba tras un roce en el defensor Walter Pérez, para el 3 a 1. “Si queda la pelota, hay que prenderle, como se dice”, dijo sobre la decisión de pegarle al arco.
 
   Antes y después de las dos acciones mencionadas, metió dos centros precisos cuyos ejecutantes malograron. En la primera etapa, la mandó con rosca, como acostumbra, al segundo palo y Leal le dio muy alto de derecha sin otra oposición que el arquero Antony Silva. Y en el segundo tiempo, la puso al primer palo y Albertengo cabeceó desviado libre de marcas.
 
   ”Sabemos que tenemos muy buenos cabeceadores. Hay que apuntarles y que llegue a destino porque después resuelven muy bien”, dijo Gabrielli con la sencillez con la que patea los centros.
 
   Newell’s encontró en Gabrielli una interesante opción para atacar, si bien al momento de defender es menos eficaz que cuando pisa campo rival. En el clásico se encontrará por su sector con un volante como Diego Zabala, de tendencia ofensiva. El uruguayo quizás no tenga tanta oposición para proyectarse y vuelva a ser determinante. Es lo que espera la lepra.
 
Fuente-ovacion02

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here