“Estoy donde quiero estar y donde soy feliz”

0
19
El 18 de diciembre de 2016 Diego Mateo disputó su último partido como futbolista profesional, en el triunfo leproso por 6 a 1 frente a San Martín de San Juan. Paradójicamente y en una noche de película, el nacido en Roldan anotó de cabeza el 4 a 0 parcial, pero un par de minutos después de la conquista fue reemplazado por decisión de Osella -entrenador del equipo en aquel momento- en lo que parecía un cambio táctico.

Sin embargo y al momento de dejar el césped del Coloso se acercaron todos sus compañeros a saludarlo, lo que fue una muestra clara de que algo estaba sucediendo. Pomelo había decidido retirarse y fiel a la conducta que lo caracterizó a lo largo de toda su trayectoria, no quiso comunicarlo con anterioridad, priorizando siempre los objetivos grupales sobre las satisfacciones personales. La gente que aquella noche colmó el estadio lo ovacionó, entendiendo rápidamente lo que estaba pasando.
 
Desde el momento en el que se retiró buscó capacitarse para cuando tenga la chance de dirigir, teniendo en claro que su idea era abocarse a la formación de los futbolistas y con la intención de hacerlo en Newell’s. Esta oportunidad le llegó a fin del año pasado, cuando la Secretaria Deportiva a cargo de Sebastián Peratta sumó como Coordinador general de Fútbol Juvenil a Enrique Borrelli, y en conjunto decidieron ofrecerle hacerse cargo de la séptima de AFA.
 
Con respecto a cómo se siente en su nuevo rol Mateo aseguró: ‘‘Estoy feliz ya que la docencia es lo mío y lo tengo muy en claro a eso. Me siento cómodo porque estoy en el lugar donde quiero estar y donde soy feliz. La realidad es que me ayuda que conozca muy bien a los dirigentes, a los técnicos, a los profes y a todos los que trabajan en el predio’’.
 
En relación a la actualidad de la división que dirige, Pomelo expresó: ‘‘Me toca dirigir a una muy buena categoría, en la que le veo proyección a muchos jugadores. El semestre pasado llegamos a la final pero no pudimos ganarla, fue una lástima no conseguir el título pero quedamos muy conformes.
 
Perder la final nos afectó y quedamos golpeados, de hecho nos costó el inicio del actual torneo, pero hoy en día a los chicos los veo muy bien nuevamente. Y lo que nos ocurre es algo lógico, porque uno juega como se entrena y ellos lo están haciendo de una manera perfecta’’.
 
Por último, a la hora de hablar de la identificación de los juveniles con el club, quien jugó 276 cotejos en Newell’s fue claro: ‘‘La idea es que los chicos se brinden al 100% por estos colores y que dejen todo por la camiseta. Estoy muy conforme con el trabajo que venimos realizando, tenemos un gran plantel. Además, me gustaría agregar y recalcar que todos me hicieron sentir muy a gusto desde el primer día’’.
 
Fuente-CANOB

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here