Cada conferencia de prensa que brinda el entrenador de Newell’s, Frank Kudelka, muestra con nitidez que sus declaraciones, que nacen de la sinceridad, están estrechamente vinculadas a los momentos en los que habla. Por eso es reflexivo en los encuentros con los medios en la previa a los partidos, pero muta a lo temperamental cuando debe dar testimonio apenas concluido cada compromiso. “Muchas veces peco por decir lo que siento, pero no dije nada malo”, respondió cuando lo consultaron sobre el sentido de la frase que pronunció tras la derrota con River. Y remató: “Estoy preparado para dar lo máximo de mí y sé que esto va a salir bien”.

“No sé si todos estamos preparados para sostener esto”, había sentenciado Kudelka con la bronca a flor de piel por haber perdido con River. Al respecto, aclaró que no lo dijo por nadie en particular, pero evidentemente luego tomó debida nota de la repercusión: “Creo estar seguro de decir algo así antes de empezar el campeonato, pero quizás ahora lo dije bajo otro semblante, y cuando son instituciones tan grandes, con tan rica historia, a veces un cimbronazo como puede tener cualquier equipo mueve demasiado las estructuras, pero no me refería a nadie en especial”.

“Por lo general cuando nos sale algo bien creemos que la cima está cerca, en ese juego emocional, los simpatizantes, los verdaderos dueños, transitan más momentos emocionales que racionales”, explicó. “Cuando ganamos y hablábamos de estar cerca de la punta, les decía ‘muchachos esto es largo’, y aunque nadie espera ni desea pasar por estas situaciones que generan las derrotas, aparecen, y bueno esto apareció ahora, y creemos que tenemos las soluciones como para salir adelante. Esto es como una casa, hasta que el techo no está puesto, no sabemos como es el techo”, amplió el DT.

Volver a ganar

En cuanto a la necesidad de volver al triunfo, Kudelka explicó: “Hoy nos pasa que cuando tenemos el balón no siempre decidimos bien por donde atacar, elegimos el camino más corto pero el más difícil, donde el rival tiene más gente, cuando antes dábamos tantas vueltas a lo ancho de la cancha hasta encontrar el momento justo del ataque.”

El armado del equipo

También Kudelka respondió las inquietudes sobre el equipo. Con respecto a la composición del mediocampo, trazó una diferencia técnica y funcional de los volantes disponibles. Sostuvo que “la cuestión no es poner por poner”, y en esa línea argumental opinó que tanto a Braian Rivero como a Villarruel “podemos ponerlos en un momento del partido, porque nosotros no tenemos rapidez física”.

Por eso lamentó no disponer de Pancho González. “Se lesionó hasta el año que viene y nos quedamos sin un jugador de esas características. Rivero como Villarruel son para otras situaciones de partido. Sí Aníbal Moreno, que tiene esas condiciones que necesitamos y que volvió a estar muy bien, pero es un chico al que hay que equilibrar fundamentalmente en lo emocional, y esa es nuestra tarea también. Debemos cuidarlo y llevarlo despacio, porque la cuestión no es poner por poner y que no importe si sale bien o mal, porque la idea es consolidar a estos jugadores jóvenes”, se explayó.

De qué juega Maxi

En cuanto al rendimiento de Maximiliano Rodríguez, Kudelka dijo: “En realidad a Maxi lo estamos haciendo jugar de interior, atrás del nueve, porque nosotros no podemos pretender que Maxi vaya a un desborde, que vaya a un uno contra uno, porque está más de organizador de juego que para esa verticalidad, por una cuestión lógica. En realidad no creo que esté incómodo. Estamos tratando de plasmar un equipo que sea acorde a lo que él nos pueda dar en la cancha”.

Equipo confirmado

Kudelka aseguró que el único cambio será el de Fontanini por Gentiletti, por lo que la formación para visitar a Atlético Tucumán será: Aguerre; Gabrieli, Lema, Fontanini y Bittolo; Denis Rodríguez, Julián Fernández y Mauro Formica; Leal, Albertengo y Maxi Rodríguez.

Fuente-ovacion03

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí