Mira para arriba, mira para abajo…

0
17
¿Qué tabla debe mirar el hincha leproso? ¿La de promedios? Esa que puso como lectura de cabecera a partir del mes de junio, la que muchas veces le quita el sueño, la que lo perturba con la sola idea de perder la categoría, algo que no sucede desde hace décadas. ¿O la del torneo? Donde el equipo de Kudelka apareció como consecuencia de la obligada suma de puntos para lograr alivio en la otra.

Es difícil definir a hoy a donde mirar. El hincha lo debate a diario, mucho más después de este inicio esperanzador, aliviador para esa asfixia de los promedios. Pero van solo diez fechas, que en el caso de Newell’s sólo son 9 partidos, y dejar de lado la tabla de abajo sería un error, ese que Kudelka y los jugadores no están dispuestos a cometer, aunque en palabras se diga que no se obsesionan con los promedios ni con lo que sucede con los rivales en la lucha por no descender.
 
También es cierto que Newell’s está a sólo tres puntos de los líderes Boca y Argentinos, con un partido pendiente con Independiente que lo pone como un puntero virtual. Y no es casualidad ese lugar. El equipo de Kudelka es el cuarto equipo más goleador del torneo (16 goles), la tercera valla menos vencida (detrás de Boca y Argentinos), y posee el segundo mejor diferencial de gol, detrás de River.
 
No tentarse con pensar en pelear por el título es difícil, mucho más para los hinchas que arrancaron el torneo con el ánimo por el piso y de repente hoy encuentran con un equipo protagonista, con refuerzos que se lucen y un entrenador con ideas claras y mucho trabajo.
 
Olvidarse de los promedios no está permitido, al menos por ahora. Newell’s tiene detrás a ocho equipos, logró un colchón de cinco puntos con los que hoy están descendiendo (Central y Patronato) con un partido menos. Un buen margen, pero de ninguna manera definitivo.
 
La realidad es que si Newell’s mantiene la efectividad de puntos que lleva hasta ahora, no sufrirá abajo, y podrá pelear arriba.
 
La Lepra suma 18 puntos sobre 27, con una efectividad del 66,67 por ciento. Cuando restan 25 partidos para definir los tres descensos, si el equipo de Kudelka sigue con el mismo coeficiente de puntos obtenidos, lograría unos 50 más. Y así, el promedio final sería 1,465, decididamente tranquilizados, superior a aquel famoso 1,400 que alguna vez usó Eduardo Bermúdez como muletilla de campaña en épocas de Diego Osella.
 
Es más, la perspectiva de la Lepra mejoró tanto, que con lograr entre el 35 (1,186) y 40 (1,232) por ciento de los puntos que restan le alcanzaría para zafar del descenso. Incluso con menos, aunque ahí ya dependería de los otros rivales.
 
En cuanto a la otra tabla, la de arriba, mantener la actual campaña le garantizaría a la Lepra pelear el título y asegurarse jugar una Copa en la temporada 2021. Con un 66 por ciento de los puntos en la Superliga pasada hubiera sido cuarto (Racing fue campeón con el 76%); y en la anterior tercero. En ambos casos hubiera sacado pasaje a la Libertadores.
 
“Nosotros nos enfocamos partido a partido, con la idea de ganar siempre. Si hacemos eso, sumaremos puntos, y nos dará tranquilidad”, confiesa Kudelka.
 
Entonces, ¿qué tabla debe mirar el hincha leproso? Ambas, es imposible quitarle la vista a la de promedios, es casi una necesidad diaria, que con el equipo más aliviado incluso produce en el hincha una sensación de calma que lo hace más adictivo. Pero tampoco está mal mirar la parte alta de la tabla, sentirse a la par de Boca, River, Vélez o Racing, los equipos top de los últimos años. ¿Quién le quita esa ilusión a la gente?
 
Fuente: elciudadanoweb.com

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here